Mis novelas Personajes

Asherah, diosa madre de Eden

Hoy toca hablar de la diosa madre de Eden. Uno de los personajes con un papel importante en la saga, pero que se irá desvelando poco a poco y libro a libro. Por eso, me limitaré a contar un poco lo que la historia escrita cuenta sobre ella y, al final, daré unas pequeñas pinceladas de cómo decidí yo crear este personaje.

Excluida dolosamente de la Biblia, en el camino a la construcción de la hegemonía masculina.

Por supuesto, decir que todo se trata de ficción. Mi saga es ficción y tan solo muestro mi propia visión de algo que para mí es pura fantasía porque no soy creyente de ninguna religión ni movimiento alguno. Simplemente, me gusta leer y hacerme mis propias conjeturas. Me puedo equivocar o no, pero me gusta sentirme libre de pensar y opinar lo que yo crea conveniente.
Digo todo esto porque ya me ha llegado algún mensaje de «ofendidos» por cómo trato algunos temas en la saga.

Pero en fin, vamos a conocer un poco más a esta diosa, madre del todo poderoso Samaël.

Un poco de historia

Asherah es una de las diosas más antiguas del panteón cananeo. Era llamada la Diosa Madre y considerada la esposa del dios EL, con quien tuvo 70 hijos en total.

Su representación era un palo de madera o tronco o incluso un árbol, al cual le llamaban Palo de Asherah. La Biblia menciona una prohibición de plantar árboles frente al altar de YHWH, precisamente porque era la representación de dicha deidad. Recordemos que antiguamente se consideraba a Asherah como la esposa del dios de los hebreos.

La diosa madre fue excluida dolosamente de la Biblia, en el camino a la construcción de la hegemonía masculina. Eliminar la tradición para pasar al monoteísmo puro debió haber tenido muchos problemas.

Diosa madre de Eden

Teniendo en cuenta que se la llama Diosa Madre, decidí atribuirle el poder de crear vida. Ese que se le había otorgado a Yhaweh y a quien se le otorga la creación de Adán y Eva.

Asherah es una diosa de gran poder, más incluso que su esposo. Perteneciente a la raza de los guardianes, quienes se dice descienden de los mismos fundadores de toda la Creación. Ella es la más poderosa y la dueña del conocimiento presente, pasado y futuro. Y debido a ese conocimientos, debe tomar duras decisiones.

Una madre que ama a todos sus hijos por igual, salvo a uno: Samaël. Siendo al hijo que más adora, debe dejar que los sucesos ocurran tal cual están escritos o todos sufrirán terribles consecuencias. Sabe que su hijo es el ser más poderoso de la Creación, más incluso que ella, y que está destinado a un propósito mayor que reinar en Eden.
Ambos, madre e hijo, mantienen una conexión que nadie más tiene. Y es que se pueden comunicar a través de sus mentes. Pero dicha conexión se verá mermada tras la huida de Asherah del reino.

La reina debe desaparecer para poder salvar a su familia, su raza y a toda la creación.

relatos vampíricos

Suscríbete a La casa de las confesiones y recibe un ebook sobre relatos vampíricos.

* campos obligatorios
Consentimiento *

Deja un comentario