¡¡Estamos en Halloween!!

A estas alturas, creo que todos conocemos los orígenes celtas de esta festividad. Aun así, haré un breve resumen sobre esta fiesta o celebración que a tantos gusta y/o atrae.

La palabra Halloween viene a ser la forma acortada en escocés de la expresión inglesa All Hallow’s Even, o All Hallow’s Eve, que viene a ser la víspera de todos los santos del 1 de noviembre.
La festividad celta conocida como Samhuinn, o Samhain, significa “fin del verano“. Viene de la combinación de las palabras en gaélico antiguo Samh (verano) y Fuin (final). Por lo tanto, es la celebración del cambio de estación; del fin del verano (luz) y comienzo del invierno (oscuridad). A través de Samhain, el año se dividía en dos mitades opuestas: luz y oscuridad, fertilidad y aridez, fuego y hielo… Vida y muerte.
Pero no quiero hablaros sobre los orígenes históricos de Halloween, sino del origen del famoso “Truco o trato” y del tallado de calabazas.

Trick or Treat

Originalmente, el “truco o trato” era una leyenda popular de origen céltico según la cual no solo los espíritus de los difuntos eran libres de vagar por la Tierra la noche de Samhain, si no toda clase de entes procedentes de todos los reinos espirituales. Entre ellos había un ser malévolo que deambulaba por pueblos y aldeas pidiendo el famoso “truco o trato“.
La leyenda asegura que lo mejor era hacer trato, sin importar el coste, ya que el truco que emplearía este malvado ser sería maldecir la casa y a sus habitantes. Dicho ser será conocido por el nombre de “Jack o’Lantern“, o “Jack el de la linterna“.

Pues bien, aunque se ha generalizado la traducción “truco” en castellano del inglés “trick” y “trato” literalmente por “treat“, su traducción exacta debería ser “susto o dulce“, o “travesura o golosina“. Por eso, cuando los niños disfrazados llaman a una casa y esta se niega a darles golosinas, ellos se verán obligados a gastarles una broma, siendo la más común arrojar huevos contra la puerta.

Jack el linterna y las tradicionales calabazas de Halloween

Jack o’Lantern, linterna de Jack en inglés, es una calabaza tallada con una vela encendida en su interior. Pero su origen tiene lugar en el folklore irlandés y escocés. Precisamente, en octubre de 2018, pude conocer esta leyenda mientras pasaba unos días en Edimburgo.

Hay varias versiones de esta leyenda o mito, pero la más conocida es esta:

“Jack estaba siendo perseguido por algunos aldeanos, a quienes había robado, cuando se encontró con el Diablo. Al decirle este que había llegado su hora de morir, Jack hizo un trato con el Diablo. Alegando que sus perseguidores eran fieles de Dios, le propone que se transforme en una moneda de plata. Con ella, pagaría a los aldeanos por los bienes robados. Después, el Diablo/moneda desaparecería misteriosamente, lo que originaría enfrentamientos y peleas entre los aldeanos.
El Diablo acepta el trato y se transforma en moneda, saltando así al interior de la bolsa de Jack. Pero, dentro, se encuentra con una cruz y se queda atrapado. Jack había engañado al Diablo y solo accede a liberarlo tras la firme promesa de no llevarse su alma jamás.
Tras un tiempo, como cualquier otro ser vivo, Jack muere. Obviamente, al cielo no podía ir por todas sus fechorías cometidas en vida. Pero al infierno, tampoco. Así que se encontró solo, sin saber a dónde ir y vagando por la oscuridad de las tinieblas.
El Diablo, a modo de burla tras verlo vagar sin rumbo y sin poder ver en la oscuridad, le lanza una brasa del fuego del infierno que nunca dejaría de arder. Jack ahueca uno de sus nabos, su comida favorita, y pone la braza en su interior, creando así una linterna con la que vagaría el resto de su eternidad. Por eso, pasó a ser conocido como Jack el de la linterna”.

Del tallado de nabos, se derivó al tallado de calabazas con la supuesta cara tenebrosa de Jack. Estas, se colocarían en las ventanas para ahuyentar al diablo y a todo espíritu maligno de sus hogares. Y en el norte España también se ahuecaban nabos y se colocaban velas para marcarles el camino a las almas hacia su regreso a la luz y descanso junto al Dios sol.

¿Os ha gustado la historia? ¿Ya tenéis vuestras calabazas talladas y bien colocadas en vuestras ventanas?

¡¡Feliz Halloween a todos!!