Conociendo a Sheena

Arqueóloga reconocida y bien valorada entre sus compañeros de profesión, con diversos trabajos publicados en las revistas sobre arqueología más reconocidas a nivel mundial e infinidad de colaboraciones en varios proyectos. Su especialidad son sus estudios sobre las desconocidas, aun hoy en día, tribus indoeuropeas. Concretamente, los celtas.
De nacionalidad escocesa, vive y trabaja en Edimburgo, capital del país, como una de las principales directoras de su departamento en el Museo Nacional de Escocia.

De personalidad introvertida, Sheena Murray es una mujer que le gusta disfrutar de su soledad. Tan solo comparte su vida y sus sentimientos con sus seres queridos más cercanos, Jared y Sophie, a los que considera su familia.
No es muy amiga de las relaciones sociales, aunque, debido a su trabajo, se vea forzada a la interacción con el resto del mundo. Quizás por eso no sea una persona que guste a la gente en las primeras impresiones.
De cabellos color castaño-cobrizo, ondulado y melena larga, que siempre suele llevar recogida en una coleta alta; ojos del mismo color del ámbar; y una figura alta y esbelta, Sheena es una mujer de gran belleza natural… aunque ella no sea consciente y apenas explote su feminidad. Y no será porque sus amigos no se lo digan o hagan ver.

Desde bien pequeña, siempre tuvo la sensación de no pertenecer a este tiempo. Tal vez, el hecho de ser adoptada y no saber nada acerca de sus orígenes la hayan llevado a sentirse desubicada por completo. El único ancla que la mantiene sujeta, y evita que salga huyendo, son su familia, amigos y seres queridos.

Sheena Murray es una mujer que, poco a poco, irá evolucionando a los largo de la saga. Descubrirá por fin la verdad sobre su nacimiento y se convertirá en alguien en quien jamás nadie hubiese imaginado que podría llegar a ser.

“Su destino lleva fijado en el tiempo, mucho antes de su nacimiento”

─ Saga Eden ─