Luna de Sangre (Hijos de la sangre 3)

—¡Abuela! ¡Cuéntame otra vez esa historia!—pide la pequeña Ioana sentada en el regazo de su abuela materna Viorica. —Pequeña mía, ¿no te cansas de escucharla tantas veces? —Me gusta mucho, abuela. Cuéntamela una última vez, porfi…—suplica la niña juntando sus manitas y entrelazando sus dedos. Viorica mira con ternura a su joven nieta, de apenas …